Si desea invertir en inmuebles en Valladolid, debe saber que la percepción que tienen casi un 80% de los inversores es errónea, ya que la forma de pensar en términos de rentabilidad y posibles revalorizaciones del inmueble no siempre coincide con la opinión generalizada.

Vamos a poner varios ejemplos sobre lo que nuestros clientes demandan y que no es conveniente comprar, ya que el mercado no se comporta como la mayoría de los potenciales compradores piensa.

Invertir en inmuebles en Valladolid

Inmuebles en los que merece la pena invertir en Valladolid

A fecha actual, existen cientos de inmuebles de distintos tipos para elegir, sin embargo, si lo que deseamos es obtener una rentabilidad estable y duradera, hay algunos de ellos que no conviene comprar durante el año 2018

  1. Terrenos: La ausencia de nuevas construcciones hace que comprar un solar sea aún muy arriesgado. En la capital el mercado parece estabilizarse, pero las expectativas de nuevas promociones es muy baja. Fuera de Valladolid, mejor ni planteárselo. Evidentemente, este tipo de inmuebles no es rentable vía alquiler, dado que esto no se da con regularidad.
  2. Locales y naves: Existen cientos vacíos por toda la ciudad y alfoz. Algunos tienen precios muy atractivos y tienen bajos costes fijos, sin embargo, encontrar inquilinos solventes es realmente complicado. Los periodos necesarios para el alquiler son muy largos, salvo en zonas de alta demanda, donde los precios dejan de ser asequibles. Sabiendo que la tasa de impago en el sector ronda el 20%, como inversión son poco atractivos, salvo que se compre un inmueble ya arrendado y el contrato tenga una alta duración.
  3. Viviendas que no son pisos: Aquí hay que diferenciar entre pisos y apartamentos del resto. Los chalets, adosados y unifamiliares en general son poco atractivos desde el punto de vista de la rentabilidad. Los pisos tipo duplex tampoco son convenientes, dado que los consumos energéticos provocan alquileres inferiores respecto a un piso de la misma superficie.
  4. Pisos y apartamentos: Dependiendo de la zona, se pueden encontrar opciones muy interesantes, especialmente centradas en pisos pequeños, en zonas no conflictivas y que no tengan taras importantes, como pueda ser pisos muy deteriorados o sin ascensor.

Graves errores a evitar al invertir en Valladolid

La creencia generalizada muchas veces está muy lejos de la realidad. Veamos algunos ejemplos y su razonamiento.

  • Invertir en el centro de la ciudad es mejor: ERROR. Comprar un piso viejo en un barrio como la Rondilla puede suponer un alquiler como mínimo de 300€, mientras que superar los 600€ es realmente complicado y la media de alquiler en el centro ronda los 550€. Ni que decir tiene que mientras el primero se puede encontrar por entre 30.000€ y 45.000€, el segundo raramente bajará de los 100.000€-120.000€. Con casi tres veces más inversión, sólo duplicamos el posible alquiler que se puede percibir. A todas luces no es rentable.
  • Aunque es menos rentable, los pisos en el centro se revalorizan más: ERROR. El valor de los pisos en barrios baja más rápidamente en tiempos de crisis, sin embargo, también funciona a la inversa. Por tanto, las tasas de revalorización y depreciación en los barrios es superior al centro.
  • Los pisos grandes garantizan un alquiler más estable a familias y tienen más demanda: ERROR. La familia media actual raramente supera los dos hijos, con lo que la unidad familiar “estándar” oscila entre tres y cuatro personas. Por ello, la demanda de pisos con más de 3 dormitorios cae en picado, proporcionalmente se alquila el metro cuadrado más barato y tardan más en alquilarse.

Comprar pisos en Valladolid: Evitar interiores

¿Que tipo de pisos debemos buscar para invertir?

Aunque ya hemos adelantado varios factores anteriormente, vamos a enumerar los básicos que nos permitirán obtener rentabilidades brutas de entre el 4% y el 7%, dependiendo de la zona, estado, inversión…

  1. Cuanto más pequeño, mejor: Aunque siempre con unos mínimos. Las cocinas americanas no suelen gustar, por lo que si se compra un apartamento, debe tener salón y cocina independiente, cuarto de baño y un dormitorio que supere los 10-12 metros útiles. A menor tamaño, proporcionalmente podremos alquilar el metro cuadrado más caro. En caso de reforma, invertiremos menos.
  2. Siempre con ascensor: Si no lo tiene, como mucho un bajo o un primero. Del resto mejor huir.
  3. Mejor para reformar: Tienen mejores precios, podemos redistribuir el piso si es necesario. Comprar un piso reformado no nos garantiza que las tuberías o sistema eléctrico esté cambiado (Hay muchos “lavados de cara”).
  4. Evitar zonas conflictivas a toda costa: Comprar un piso en una zona conflictiva es muy, muy asequible, pero los quebraderos de cabeza y posibles imprevistos no merecen la pena, por no mencionar que el perfil de inquilino que habitará el inmueble será de recursos económicos limitados y las posibilidades de impagos son mayores.
  5. Con sistema de calefacción de gas natural: Supone una inversión alta, por lo que preferiblemente es mejor que ya disponga de ella. Si el piso no tiene calefacción, es imprescindible ponerla. ¿Quién habitará un inmueble sin calefacción en una ciudad que en invierno alcanza varios grados bajo cero? Sencillamente, quien no dispone de los recursos para alquilar uno que sí lo tenga.

Existen muchos más factores a tener en cuenta, sin embargo, en AFIN inmobiliaria somos expertos en asesoramiento, búsqueda y venta de inmuebles a inversores en Valladolid. Además, podemos garantizarle tanto el cobro como los posibles daños sobre el inmueble (Alquiler seguro de pisos) e incluso ocuparnos de absolutamente todos los factores del alquiler, cobros, gestión de averías, reclamaciones, peritaciones de daños…

Si está pensando en invertir en inmuebles, llámenos y un experto le asesorará sin compromiso.